jueves, 25 de mayo de 2017

Terraza de dia vs terraza de noche...

   Holaaaaaaaa!!! Ya sé, ya sé, diréis, ¡pero bueno! ¿¿¿¿¿¿¿esta chica donde de había metido???????
   Pues, simplemente que me dió el bajón para escribir, me quedé como sin motivación, sin ánimo y con poco tiempo, resultado: no he escrito en siglos...pero bueno, he vuelto, he resurgido de las cenizas y ya estoy por aquí dispuesta a daros de nuevo la vara, pero, ¡no os fustiguéis demasiado! jejejeje...
   Vengo, con un tema de primavera, aunque antes, quisiera contaros algo que me pasó esta mañana: a las 8:30h, cuando voy a llevar a mi hijo al centro infantil, llamo al ascensor (vivo en un 5º) y estaba ¡¡roto!!! ¡¡oh, no!! ¡¡maldición!! ¿¿y ahora que??...Pues que con una tripa de embarazo de casi 5 meses, bajé por la escalera con el carro plegado en una mano, el niño (que no baja las escaleras precísamente muy bien, sino a trompicones...porque no tiene ni dos años...)en la otra y eso, la panza...madre mía!! pensaba bueno son "hazañas de madre", que me lo llegan a contar que esta mañana me va a tocar hacer ésto y te digo, ¿ah, si?, ni loca...pero, sacas fuerzas de donde no las hay y lo haces, cosas peores han pasado...así que a hacer ejercício bien temprano para ponerse en forma, eso sí, luego estaba "para el arrastre", menos mal que:

"Luego, me pude recuperar, recomponer y reanimar en mi fantástica mini-terraza", la cual, pienso que tengo muy bien puesta, al menos, muy práctica...allá va cómo tengo decorada mi terracita este verano (aunque la voy variando de vez en cuando la decoración porque me encanta, entretiene y estimula):

Foto: A. Velázquez. Banco de Leroy Merlin, menaje de Zara Home, adorno mariquita de Madre Tierra, farolillo de Ikea.
   Está puesta y decorada pensando en el uso que iba a hacer de ella, ya os lo comentaba en otro post del verano pasado, que a nosotros, sobre todo lo que más nos gusta hacer en la terraza es: leer, tomar el aire degustando un refresco o helado, meriendas, cenas, escuchar música, tomar un poco el sol mientras hojeo una revista, chequear el correo/internet, etc...y, todo eso era compatible, según mi opinión y el tamaño de la terraza con poner un banco con almacenaje (debajo guardo los cojines, ¡es super práctico!, aunque también se podría guardar menaje, macetas, etc...), una mesa alta y una silla (con reposabrazos, imprescindible para estar más cómodo/a), siempre se podría sacar otra silla de adentro, banqueta, puf, etc, si vienen visitas...el año pasado sacaba un sillón que tengo en el salón, de mimbre muy cómodo, si lo necesitábamos, pero este año me han "invadido" las plantas y dudo que entrara...

   La otra versión de mi terraza es la de noche, me gusta "vestirla" con farolillos, velas, cojines diferentes (más a modo de chill-out, más bohemio), mantel, menaje más "fino", música tranquila y buena compañía, por supuesto, todo para lograr una cenita tranquila y romántica con mi pareja (cosa que os animo a hacer, sólo por las cenitas, merece la pena poner bien la terraza...), una vez los niños duermen y la noche lo permite, bieeeeeeeeeeennn!!!! cenita rica!!!!! Luego, lo que pongas en la mesa es lo de menos (con una "picadita" como dícen en Argentina, basta), lo mejor es compartir esa ratito con nuestra pareja y compartir buena conversación, complicidades y arrumacos...vivan las terrazas chicaaaaaaaaaass!! jejejeje... Bueno, ahí va el resultado final, a ver si os gusta:

Foto: A. Velázquez. Farolillo del árbol de zara Home, Farolillo de bambú trenzado de Natura, mantel de tienda local.

   Bueno, chicos/as os dejo ya, no sin antes, alentaros de nuevo a que, "con cuatro cosas" decoréis vuestros balcones, terrazas chicas, grandes, incluso un rincón luminoso de la casa (si no tenéis la suerte de tener ni uno ni otro) para pasar estos días de primavera lo más agusto posible, poner a prueba vuestra imaginación, creatividad e intuición y a decoraaaaaaar!

Ah! Por cierto, animaos a contarme cómo habeis decorado vosotros/as este verano vuestra maravillosa terraza.

Frase de hoy: "Si realmente amas la naturaleza, encontrarás la belleza en todas partes"
                                               -Vincent Van Gogh-







jueves, 25 de agosto de 2016

Lo mejor del día

   Suelo despertarme pensando: ¡ qué bien, hoy también sigo viva! y así, comienza mi día. Pensando de esa manera comienzo el día dándole valor a mi vida, a la vida. Agradezco gozar de salud y me recuerda que quiero luchar cada día para conservarla, haciendo ejercício y comiendo sano, para poder disfrutar de todas las cosas buenas que me esperan a cada instante. Luego, como dicen "Las malasmadres", me acuerdo de que soy madre y enseguida voy a atender a mis hijos...

Foto: A. Velázquez



   Lo mejor del día ha sido:


  •     Los "piquitos" de mis hijos, que me saben a gloria;
  •     Notar el roce de la piel de los pies desnudos de Fabio cuando le hago cosquillas mientras esperamos en la cola del super; 
  • Sentir que hoy, al estar medio nublado, no hacía tanto calor y había más humedad y aprovechar para respirar más profundamente; 
  • Saborear las tostadas de tomate esta mañana con el pan que hago con mis propias manos, desde la tranquilidad de mi terraza, contemplando mis plantas y flores y sentirme una privilegiada por ello; 
    Foto: A. Velázquez
    Foto: A. Velázquez

    Foto: A. Velázquez
  • Mirar los primeros pasos de mi hijo y darme cuenta de lo rápido que pasa el tiempo e instantáneamente ser consciente de eso, lo cual me devuelve automáticamente al presente;
    Foto: A. Velázquez
  •  El paseo de esta mañana contemplando Sierra Nevada y preguntarme cómo ha logrado crear la Tierra algo tan bello; 
    Foto:A. Velázquez
  • Poder comer tranquilamente (mientras los babys duermen la siesta) degustando la paella vegetariana (con brócoli, setas, puerro, etc.) que con tanto cariño estuve preparando; 
  • Escuchar a mi hija diciendo, en la cama: "venga mamá, dame un beso que se va el sol"...;
  • Sentirme afortunada por ser consciente, cada vez más, de mis carencias respecto a mi forma de pensar e intentar corregirlo. Cada día es un reto; 
  • Ver cómo juegan mis hijos e interactúan cada vez más, se quieren, ríen y se lo pasan bomba y darme cuenta que lo que yo quería que era eso precísamente, ya es un hecho...
    Foto: A. Velázquez
  • Acariciar el lomo de mi perrilla y sentir su sedosidad, viendo cómo disfruta, lanzándome una mirada de agradecimiento;
    Foto: A. Velázquez
  • Perderme en la sensación tan plena que me da la meditación, que ya casi es diaria y pensar que me hubiera encantado descubrirla antes;
  • Disfrutar de un té con mi padre y de su conversación, sintiendo esa conexión especial que nos une y nos hace enterdernos perfectamente...
  •  Regodearme con un abrazo de mi hija y notar que pareciera tener más fuerza de la que una niña de dos años y medio debería tener y sentir así su vitalidad, su energía, su amor; 
  • Poder compartir un rato tranquilo con mi marido, hablar de nuetras cosas, cenando y apreciar el esfuerzo que hemos hecho los dos para sacar ese momento y disfrutarlo.
  • Cotemplar las estrellas en el balcón y recordar que eso sí que es grande (en todos los sentidos) y que nosotros formamos parte de ello...
    Foto: A. velázquez

   En definitiva, que lo mejor del día puede ser TODO, que quiero muchos días así y que pienso que "tu puedes crear tu día", sólo tienes que imaginarlo...

   Y yo os pregunto: ¿que es lo mejor de vuestro día?

Foto: A. Velázquez


   Frase de hoy: 

     "La felicidad consiste en poner de acuerdo tus pensamientos, tus palabras y tus hechos."
              -Mahatma Gandhi-

miércoles, 3 de agosto de 2016

5 Razones por las que poner tu terraza a punto.

   Hola a todos!

   Sé que he estado tan perdida que casi no tengo perdón, pero, aún así, voy a confiar en vuestra benevolencia, en vuestro voto de confianza pero sobre todo, en vuestra paciencia, por haber esperado a leer este post con tanta ansia...

   Bueno, hoy vengo con fuerzas renovadas para contaros que por fín saqué tiempo y ganas para dedicarme a limpiar, ordenar y redecorar mi terraza (aunque creo que aún es mejorable), hace un mes más o menos y que, por eso, y sin más rodeos, espero que os gusten mis:



"5 Razones por las que poner tu terraza a punto":



1.   Da alegría y relaja: 

 Te cambia el estado de ánimo (a mejor, claro), me explico, cuando tienes una terraza o balcón con plantas, flores, colores, olores, texturas diferentes, vida rodeándote, naturaleza "envolviéndote" en tu propia casa, etc, en cuanto "sales" ahí y te rodeas de todo eso, además de respirar aire puro y fresco, te sientes mejor al instante (al menos eso es lo que me ocurre a mí). El hecho de querer y poder cuidar de las plantas, los seres vivos que están ahí, el saber que tu los cuidas, que "dependen" de tí, ya te hace sentir "útil", a lo mejor suena "raro", pero es como si yo sintiera que ellas, las plantas, me agradecen los cuidados que les doy, devolviéndomelo en forma de tranquilidad, paz, buenas vibraciones, energía positiva o como queráis llamarlo....



   El color verde de las plantas, relaja la vista (cosa que viene de perlas en estos días de tanta saturación visual y estrés), por tanto, relaja en general, te pone contento/a la visión de sus flores de colores y formas diversas.





2.   Es una afición interesante: 

   La jardinería, ayuda mucho ya que las diversas tareas que conlleva hacen que uno sea consciente de cómo es de efímera la vida, en general, pues, si fallamos en el tamaño de la maceta, no la abonamos adecuadamente o la regamos de menos o de más, vemos que no nos durará mucho...es así cómo disfrutaremos en cada paso ya que pondremos todo nuestro empeño en que cada planta que pongamos sobreviva porque nos informaremos de sus necesidades, la trataremos con sumo cuidado y sobre todo practicaremos en podas, trasplantes, eliminación de plagas, riego y aunque alguna será, sin remedio, "conejillo de indias", la mayoría lo agradecerán...además, te vas moviendo de un lado a otro, te agachas, te estiras para regar una maceta alta, vas retirando flores y hojas secas, etc. Haces un ejercício moderado y suave.
 

   También el sentido del olfato tiene un papel importante. Yo tengo varias aromáticas y sólo el rozarlas o al tocarlas a propósito, hace que me embriague de sus olores a lavanda, hierba buena, menta, romero, orégano..(tengo un macetero grande, sólo con algunas de esas aromáticas).


Foto: A. Velázquez. Macetero con orégano, romero y lavanda, de Leroy Merlín 2016.
 3.   Es como tener otra habitación:

   Al aprovechar tu terraza, es como si, de repente, se ampliara tu casa y dispusieras de otra habitación más o zona para estar. Se me ocurren mil cosas para poder sacarle partido a tu terraza: desayunos, almuerzo al solecito (sobre todo en invierno, o si la tienes bien acondicionada y techada con toldo, también para verano), lecturas agradables de un buen libro o revista, tomarse un té calentito en invierno y tu refresco prefido o un heladito en verano, escribir sobre la vida y cosas trascendentales (o no, jejeje..), tomar el sol, ver las estrellas, ponerte al día con tus cosas de internet/ redes sociales, cenitas románticas con tu pareja o solo/a (disfrutando de esa tranquilidad y paz únicos que sólo la soledad puede darte) o con Harrison Ford!!!, uy, se me escapó...meriendas o lesturas de cuentos con tus hijos, invitar a amigos/familiares a pasar un rato agradable, etc...

4.   Es económico:

   No tienes porqué gastarte un dineral en acondicionar tu terracita, porque puedes perfectamente adaptar tu bolsillo y presupuesto, dependiendo de para qué quieras usar tu terraza, es decir, identificando tus necesidades con respecto a la misma, ya te puedes poner manos a la obra, por ejemplo:

- Que la vas a usar sólo para tomar el sol, pues puedes poner desde una simple toalla en el suelo, hasta una esterilla de yoga (con la toalla encima), una hamaca "del chino", hasta la tumbona más sofisticada, de madera, etc..




    Sin chamuscarse, por favor!!!




- Que la quieres para desayunos/tomar algo: sólo necesitas dos sillas (plegables si es muy chica la terraza) y una mesita (mejor redonda porque facilita mejor el paso alrededor), siempre puedes tener taburetes/otras sillas pelgables para las vivitas  o "sacar las de dentro de casa"...




- Si la vas a usar para "relax"( leer, tomar té, meditar, pensar, escribir...): te vendrán bien cojines varios, tanto en sillas/banco,etc, hasta en forma de pufs en el suelo..así quedará tipo "chill-out".







   Y, como aspecto importante que no os falten los detalles, tales como: velas, farolillos, cojines coloridos y alegres (yo, aprochevé las rebajas de este mes pasado), alfombras (las hay de exterior), macetas con detalles, luces que creen ambiente acogedor por la noche, a mí, me encanta poner varios farolillos con sus velas, en varios puntos, también hay una "lámpara solar automática" (regalo de mi padre, gracias papá!) y a veces, me "he inventado", que alumbro sutilmente con una pequeña lámpara( flexible) que tengo en mi mesa de escritorio junto a la terraza, si queremos más luz... Además, lo mejor, vosotros mismos podeis hacer vuestra propia decoración, si se os dan bien las manualidades, desde coser los cojines, un cuadro, un telar, un colgante (de esos de cristalitos, conchas, etc)...también podeis coger flores del campo para poner en un vaso o florero...
 
Por cierto, este último es el estilo que más me gusta (el hippie-chic, chill-out o bohemio) y me inspira, así que, por fín, os muestro cómo ha quedado mi terraza (de la que estoy tan orgullosa, tras bastantes horas de dedicación...):

Foto: A. Velázquez. Banco con almacenaje de Leroy Merlín. Menaje de Zara Home.






    Algunos detalles:




 



 

5.   Amigoooooos!

   La última razón la he dejado para el final, pero, es la más importante (al menos para mí) y es la de poder vernos con amigos, compartir un rato muy agradable con ellos, hablar de la vida, reirnos juntos, intercambiar ideas y opiniones, fomentar y reforzar las relaciones de amistad/afectivas, en definitiva disfrutar de "las amistades que son la família que uno elige" (no es que no disfrutemos aquí de la família "real", pero que solemos vernos en otros lugares, ámbitos y/o contextos).
   Desde aquí os doy las gracias, amigos/amigas por querer compartir con nosotros esos "ratillos" en nuestra humilde terraza, que, gracias a que es chica, parece que nos ha unido más...
        

Ya sabeis, si queréis alejar el estrés y la depresión, animaos a embellecer, decorar, redecorar o ambientar vuestra terraza o blacón, para hacerlo más agradable para vosotros, vuestros familiares y amigos.

-Frase de hoy:  La naturaleza no es un lujo, sino una necesidad del espíritu humano.
                          - Edward Abbey-