viernes, 14 de julio de 2017

Reflexiones de vida...

   Quiero compartir con vosotros un sentimiento que prevalece en mí y que me encantaría contagiaros, se trata de estar agradecidos/as.


   Me siento tan afortunada con mi vida, tan agradecida, que cada día intento recordarlo para precísamente no olvidar lo importante que es no perder "la visión" de qué es lo importante en esta vida: estoy muy contenta y satisfecha con lo que soy y con lo que tengo que, muchas veces, pienso que es sólo suerte, pero no...muchas de las cosas que "he conseguido" es porque las "había planeado desde hace ya muchos años"...lo quería mi corazón y mi cerebro lo planificó...


   Por ejemplo, el hecho de tener hijos sanos y de llegar sana al embarazo, parto y a poder estar con mis hijos en buena forma física y mental, lo llevo "gestionando" al menos 15 años. Cuando me compré una cinta para andar-correr en casa porque pensé que si fuera a un gimnasio sería lo único que usaría y así la amortizaría. Así fue. Mientras que la usaba, casi todos los días, pensaba en que quería ser una madre sana, que quería estar en forma y fuerte, física y mentalmente para llegar al/los embarazos así, bien, contenta, felíz...es decir, estaba "programarlo mi mente, mi cerebro" para conseguir eso, sin nisiquiera saberlo, sólo, era un pensamiento que me venía a la cabeza, convencida de que iba a conseguirlo y a obtenerlo al 100%...estaba practicando la "visualización" que tantos deportistas de élite usan, sin nisiquiera saberlo! También se requiere constancia y motivación...también lo hacía por salud, por supuesto (sumándolo a que cuando haces deporte, también "el cuerpo te pide" comer, bien, para esta mejor aún...), pero, sobre todo porque siempre me ha gustado el deporte y he estado muy concienciada de sus múltiples benefícios, sabiendo que siempre quise mantenerme en forma para poder hacer todas las cosas que me gustan: senderismo, viajar, estar con mis seres queridos, estudiar, leer, correr, ir en bici, nadar, sacar fotos, etc...en definitiva, vivir...

   Y, esta reflexión, es para transmitiros que vostros también podeis conseguir lo que os porpongais si realmente lo quereis, lo pensais y lo deseais, con la visualización todo es un poco más sencillo. Estoy totalmente convencida de que todos/as podeis conseguirlo, en serio, confío en vosotros/as. Céntrate en lo que verdaderamente deseas.

   Ahora, cuando voy a ser madre por tercera vez, me doy cuenta de que todo tenía sentido, de que todo lo que piensas, sientes, crees, está relacionado... y que lo mejor es seguir tu instinto...

   Quereros mucho, respetaos, amad vuestro cuerpo y vuestra mente y confiad en el poder de éstos...

   A todo ésto añadiría, que ahora, que he aprendido y he "cogido el gusto" a meditar ( y a hacer yoga), tambien os lo aconsejo encarecidamente, es por ejemplo, lo que me ha dado la inspiración para escribir este post.

Foto: H. Velázquez. Haciendo yoga embarazada en la Alfaguara, verano 2017.


   Os quiero, suerte!

Frase de hoy:  "Un logro espectacular está siempre precedido por una preparación espectacular" .
                                                       Robert H. Schuller

lunes, 5 de junio de 2017

¡Hago mi propio pan! Animáos vosotros/as también.

   ¡Hola! Hoy vengo con ganas de mostraros cómo hago mi propio pan, basado en una receta del libro: "Mis recetas anticáncer" de la Dra. Odile fernández, pero, modificado un poco a mi gusto (por ejemplo, la receta está hecha para hacerlo al vapor, porque alcanza menos temperatura, antes lo hacía así, pero tengo estropeada la vaporera..sin embargo al horno ¡sale también exquisito! el caso es no ponerlo a más de 180º porque así, es mejor para el organismo, más sano).

   Lo llevo haciendo ya un tiempo, unos dos años y es que siempre pensé que hacer pan era una de las cosas que me encantaría aprender porque lo veo como algo tan básico de saber y tan práctico a la vez...por ejemplo, que un día llueve, hace frío, nieva (raro, raro, pero bueno, al menos aquí en Granada, pero esa idea "romántica" siempre está ahí...), etc, pues, a tí te da igual, porque tu, ese día vas a comer pan recién hecho, sin salir de casa, mucho más sano, a tu gusto y más original que la mayoría que venden por ahí. Te da una sensación de satisfacción personal increíble y es que a mí como me encanta aprender cosas nuevas...Yo lo hago una o dos veces a la semana.

   Bueno, pues, sin más dilaciones, os empiezo a comentar cómo se elabora.

   Ingredientes:
  1. Harina con levadura incorporada (al llevar así la levadura, es mucho más cómodo), con trigo y centeno. Yo, lo mezclo con otro ecológico de espelta (le agrego un 25%),500g
  2. Agua, 300ml
  3. Aceite de oliva vígen extra (yo le pongo uno ecológico, de 1ª presión en frío), 2 cucharadas.
  4. Sal (aunque en mi caso le agrego virutas de algas nori, porque al ser muy saladas cumplen la misma función, pero, encima llevan sus sales minerales, vitaminas, etc, es decir, mucho más nutritivas...), un par de pizcas.
  5. Semillas de lino (también las uso ecológicas), 4 cucharadas (se le podría poner semillas se girasol, chía, etc.).
 


    Ahora, se colocan todos los ingredientes en un bol grande para poder amasarlo. Se va amasando y si hace falta, se va agregando un poco de harina para ir despegándola de las manos y poder amasar mejor. Cuando se lleva amasando un rato, en mi caso serán unos 15 minutos, se hace una bola, se tapa con un paño de algodón y se deja reposar media hora (yo, la dejo dentro del horno, con éste apagado claro, para que no le de ninguna corriente de aire).

   Se coge la masa, se vuelve a amasar otro rato y se vuelve a dejar reposando, esta vez una hora completa (si es algo más, no importa). Ahora, la masa debe de haber "crecido" y , ya se le puede dar forma para meterla en el horno. Es recomedable ponerle a la bandeja del horno algo de aceite para que no se pegue.


 



   A la masa, cuando se está elaborando, también se le pueden agregar hierbas aromáticas (frescas, mucho mejor,  incluso se pueden poner trocitos de verduras, una vez la probé con trocitos de pimiento verde y, ya os podeis imaginar cómo estaba aquello de bueno, tostado, por la mañana para desayunar con tomate, acelite y sal...) por ejemplo: albahaca, romero, tomillo, hierba buena, lo que queráis!


    Ahora, por encima de la masa una vez le habéis dado la forma, le podeis poner semillas de lo que sea, por ejemplo, yo le he puesto hoy de calabaza, de sésamo y de chía (todo ecológico).
   Se precalienta el horno 10 minutos a 200ºC. Luego, va 40 minutos a 180ºC (yo, lo dejo reposando dentro del horno, cuando lo apago, sin abrirlo un rato más, depende entre 10-20minutos).




    

   Lo sacais del horno y lo dejais reposar, que se enfríe y ya podeis degustarlo, mmmmmmm, que ricoooooooo!!!!!







   Espero que os animeis a hacerlo que, ya veis, es super fácil y más cuando ya lo habéis hecho unas cuantas veces, no se tarda nada (lo más es hacer la masa, que yo, en 10-15 minutos la tengo hecha) y no da nada de pereza, al contrario, amasando te desestresas! jajajaj...y, contadme, por favor, si lo habéis hecho y cual fue el resultado.

Frase de hoy (hay dos, no me podido resistir):

  "No empieces una dieta que terminará algún día, comienza un estilo de vida que dure para siempre"
                                    -Anónimo-

"No te preguntes por qué la comida sana es tan cara, preguntate porqué la comida basura es tan barata".
                                     -Anónimo-

jueves, 25 de mayo de 2017

"Me esperan cosas muy buenas"-1ª parte: ¡voy a ser empresaria!

   Me esperan cosas muy buenas...Al decir internamente esa frase y creermela es cuando, realmente se me ha empezado a cumplir...

   Ésto, fue ya hace ya algunos años, aproximadamente hace 14 años, cuando, hubo un punto de inflexión en mi vida que hizo que empezara a ver la vida con otros ojos, no me ocurrió nada extraordinario, simplemente, creo que empecé a madurar...

   Fue la época en la que empecé a trabajar como empresaria (autónoma) junto con mi hermano en Sierra nevada (Granada), donde, si ya de por sí, siempre me consideré responsable, aquí fue donde me dí cuenta que lo "practicaba" de manera exponencial cada día. Y, lo mejor, para mí, es que disfrutaba con ello, tuve que hacer un montón de cosas que me asustaban mucho pero que, a la larga, me hicieron disfrutar, como por ejemplo:

  • Conducir por una carretera de montaña: en realidad, hacía ya varios años que no conducía para nada, así que fue todo un desafío ponerme a ello, lo cual conseguí gracias a mi hermano que tuvo mucha paciencia conmigo, me dió mucha confianza y es algo que nunca olvidaré, te quiero hermanito! Luego, al cabo de unos días ya subía sola y al poco tiempo ya, adelantaba a los vehículos como los que llevaban años subiendo, ¡qué sensación! Lo disfrutaba mucho, el paisaje, el aire puro, los animales, árboles, junto con esa sensación de independencia y autosuficiencia...incluso bajaba de noche, con niebla y nieve, animales cruzándose casi cada día, poniendo las cadenas o lloviendo a cántaros, pero yo, siempre con mi musiquita de salsa, con mucha paciencia pensando que antes o después, llegaría... 




  • Trabajar con ordenadores: Llevaba años diciendo que los odiaba porque no los entendía, ofuscada y pesimista, me sentía una negada para usarlos y ¡mírame ahora!, jejeje...el negocio era un Ciber, que daba servício de internet a un Hotel***, así que, no me quedaba otra, pero en cuanto aprendí unas nociones, aquello me pareció muy fácil, como todo, je.




  • Tratar con todo tipo de gente, desarrollando, casi sin darme cuenta habilidades sociales nuevas cada día (como ser asertiva, empatía, escuchar a los demás y resolver conflictos), incrementando mi paciencia hasta límites insospechados y haciendome consciente de que es fácil amoldarse y entender a las personas si te interesas realmente por los demás, mi lema es: "trata a los demás como quieres que te traten".



  • Practicar idiomas: La mayoría de las personas que entraban en el local eran extranjeros (empresarios) y hablaban en inglés, así que  ¡hasta terminé hablandole en inglés a los españoles!...que no les daba tiempo a entrar por la puerta que yo, ya les estaba preguntando que en qué les podía ayudar, jejeje...también tuve la oportunidad de hablar algo de francés y sacarle partido a haberlo estudiado hasta la selectividad.

  • Hacer los trámites para darme de alta como autónoma: fue todo un reto también, un montón de lugares a donde ir y papeles que rellenar y entregar, que si la S.S., Hacienda, la Junta de Andalucía, el S.A.E., etc. Se hace pesado, sobre todo porque cada año, tenía que darme de alta y al cabo de unos meses, de baja, porque el negocio es sólo temporal (de invierno) y así cada año (no es como una tienda "normal que se dan de alta una vez y ya está), que me hice casi experta, claro.


  • Gestionar el negocio: presupuestos, sueldo, inversiones, compras, bancos, proveedores, técnicos, etc. 


    Y, por cierto, el negocio, lo dejamos mi hermano y yo, no porque nos fuera mal precísamente, sino porque teníamos otras aspiraciones, proyectos, nuevas metas y retos. Parece una paradoja ¡justo cuando el negocio iba muy bien! Pero todo tiene su momento, su tiempo y su aprendizaje...

    Todo ésto y algunas cosas más, son las que me estimularon para avanzar como persona hacia una consolidación de valores en los que yo siempre he creído fielmente, como: la confianza en uno/a mismo/a, constancia, paciencia, optimismo/positivismo, relativizar las cosas, el aprecio por las cosas importantes como la salud/estado físico, el aprovechamiento del tiempo, el aprecio por los momentos para mí misma de descanso/deporte/relax (todos los días, antes de abrir el negocio iba a un gimnasio allí, en la sierra y después de eso, ya era capaz de enfrentarme,super relajada, a cualquier cosa...) y todo ésto, porque un día, decidí y confié en que "me esperan cosas muy buenas", no sé si hice mía esta frase exactamente antes o después de tener toda esta experiencia, pero sí sé que ésto contribuyó a que hoy sea como soy, es decir, que también me siento identificada con otra frase que dice: "Puedes ser como quieras ser"...

¿y tu? ¿cómo quieres ser?, ¿cómo has decidido ser? ¿estás satisfecho de cómo eres? ¿qué esfuerzos o progresos haces cada día para ser como quieres ser?

   Yo, te animo, amigo/a lector/a a que hoy pongas un granito de arena para contribuir en tu crecimiento personal para ser esa persona que anhelas ser, ¡venga, que tú puedes!


Frase del día: "Si piensas que la aventura es peligrosa, prueba la rutina, es mortal".
                                                    -Paulo Coehlo-